16 abr. 2013

Entrevista: Martin Rivas


El actor gallego interpreta a Pablo Escudero, el interés amoroso del personaje de Patricia Montero, en la versión española de 'Entre Fantasmas'. Telecinco la emite los martes a las 22.30 horas.
Aunque ya había aparecido en algunas series de la televisión gallega, Martín Rivas (A Coruña, 1985) comenzó a ser conocido gracias a su papel en la ficción juvenil de La Sexta SMS (Sin miedo a soñar), que también supuso el salto a la fama de actores como Mario Casas, Amaia Salamanca o Yon González. No obstante, siempre será recordado por dar vida al dulce y tímido Marcos Novoa en El Internado, que tuvo una gran repercursión en España y que no sólo fue seguida por millones de espectadores durante sus siete temporadas de trayectoria, sino que dio fruto a un gran fenómeno fan.

Tras la finalización de El Internado en 2010, el actor ha estado más vinculado al del teatro que al mundo del cine y la televisión, siendo El don de Alba su primer trabajo para la pequeña pantalla desde entonces. En ella, Martín interpreta a Pablo Escudero, un médico recién licenciado que trabaja para el centro de urgencias de Bellavista y que iniciará una relación muy especial con Alba (Patricia Montero, BuenAgente). Sin embargo, el doctor es un hombre de ciencias y su escepticismo respecto a la posibilidad de comunicarse con los muertos complicará bastante su relación con la joven.

Adaptación española de Entre fantasmas y primera producción de Disney en España, El don de Alba se emite en Telecinco los martes a las 22.30 horas.


¿Cómo describirías a Pablo Escudero, tu personaje en El don de Alba?
Pablo Escudero es un médico que trabaja en el Hospital de Bellavista, en el departamento de atención externa. Se mueve con la ambulancia por ahí. Acaba de llegar a la ciudad, porque él es de fuera, y está buscando su lugar en la vida. Y así es cómo conoce a Alba (Patricia Montero).

¿Te gusta que sea un personaje más acorde a tu edad real que otros papeles que has interpretado anteriormente?
Sí, sobre todo me gusta esa faceta más profesional. Creo que ayuda a  definir mucho un personaje, el que se le vea día a día trabajando y desempeñando una labor. Aunque el de estudiante también es un trabajo muy serio, pero enEl Internado no estudiábamos mucho [Risas].

¿Cómo te has preparado el personaje?
Sí, hemos estado entrevistándonos y viendo cómo trabajan en el SUMMA y Samur. Y bueno, por supuesto leyendo los guiones y buscando distintos rasgos de su personalidad, su forma de comportarse, la energía que tiene… El proceso que se hace habitualmente. El rasgo que más le define es lo relativo a lo profesional, que sea médico y que esté acostumbrado a lidiar con situaciones quizá no extremas pero sí de urgencia.  Nos decían que saber mantener la calma era lo más importante.
Cuando alguien se está quemando en un incendio o se ahoga siempre tiendes a exteriorizar demasiado las emociones, mientras que ellos hacen justamente lo inverso. Aunque estén nerviosos, muestran una imagen de serenidad y tranquilidad porque, en cuanto un miembro del equipo se pone nervioso, contagia al resto. Y luego también me llamó mucho la atención la forma en la que se dirigían a los pacientes. Les hablaban un poco como si fuesen niños pequeños, con cierto paternalismo. Y yo he intentado incorporar al personaje todo eso.

El don de Alba es una adaptación de en Entre Fantasmas. ¿La has visto?
No. Y una vez empezamos a trabajar en El don de Alba decidí no verla porque mi personaje, por lo que he oído, es el que guarda menos similitudes con la versión americana. Por ejemplo, en Entre Fantasmas la pareja protagonista se casa en el primer capítulo, mientras que aquí no nos conocemos. Además, el personaje es más mayor. No es que tuviera miedo a contaminarme pero, si yo iba a hacer mi propuesta y en realidad mi personaje difiere del suyo, pensé que no sería de gran ayuda. Podría haberlo hecho, pero preferí llegar aquí limpio.

¿Y ahora no te gustaría verla para ver el modelo en el que se inspira El don de Alba?
Sí, me gustaría. De todas formas, no se trata de hacer una copia, sino que, teniendo esa serie como referente, hacer una versión un poco adaptada a nuestra idiosincrasia. Quizá llegar con esas imágenes preconcebidas y ese tono ya trazado de antemano podría condicionarnos. O no, quizá precisamente por tener ese referente, podríamos decir "Vale, pues conscientemente nos vamos a distanciar de él".

Martín Rivas protagoniza 'El don de Alba' junto a Antonio Hortelano y Patricia Montero.

¿Qué tiene Martín Rivas de Pablo o Pablo de Martín Rivas?
Creo que hay mucho tanto de él en mí como de yo en él. Me gusta que es una persona muy optimista, con mucha energía y vitalidad. No está contaminado con grandes problemas ni lleva una carga sobre los hombros, y eso te permite actuar con otra energía.

¿Crees que existen personas con el don de comunicarse con el más allá?
Es curioso que siempre me toque lidiar con el más allá y fenómenos paranormales porque yo soy muy escéptico en ese sentido. Nunca he tenido una experiencia de ese tipo.

¿Y si pasa algo extraño en el plató? Que se caiga un foco, por ejemplo.
Si se cae el foco es porque estaba mal amarrado. [Risas]

¿Echabas de menos la televisión?
Sí, echaba de menos relacionarme con la cámara. Además, estuve un año estudiando fuera y me apetecía volver a trabajar. La responsabilidad del trabajo, aunque también tiene sus inconvenientes porque todo lo que hagas trasciende los muros de una clase, te obliga a tener los sentidos alerta.

¿Qué te convenció para aceptar el papel?
Cuando leí los guiones me pareció muy interesante  porque se mueve en distintos tonos, y pasa de uno a otro con una naturalidad, una fluidez y un equilibrio que me pareció muy difícil de conseguir. Tiene tramas de misterio, incluso de terror, de miedo, de amor, tiene tintes de comedia también... Y está todo muy incorporado. Transita de un género a otro con mucha naturalidad.
Otro de los atractivos de esta serie es que hay muchos personajes episódicos y siempre está bien que entre gente fresca. En cada capítulo los personajes tienen muchísimo peso, tanto como los protagonistas. Y eso sirve para airear la serie. Hemos podido contar con actores destacados y tener la oportunidad de trabajar con ellos ha sido una alegría. La serie se va renovando a cada capítulo y, si te has perdido el capítulo anterior, no estás desconectado para el siguiente, sino que tienen cierta autonomía los unos de los otros y eso está muy bien.

¿Y en qué género te sientes más cómodo?
Nunca había hecho comedia y, aunque no es una serie propiamente cómica, estoy intentando extraer la comicidad de situaciones cotidianas.

¿Se siente una mayor presión al hacer una versión de una serie que ha tenido tanto éxito tanto en Estados Unidos como en España?
No siento presión. Simplemente tengo ganas de ver cómo funciona y cómo responde la gente.

¿No es un inconveniente a priori?
O no. Esto es algo que me planteé al principio porque es una serie que se vio mucho, pero por otro lado también puede servir como aliciente para que la gente la vea. Para ver que novedades se han introducido.

Patricia Montero y Martín Rivas en la primera producción de Disney en España.

¿Cómo va a ser la relación entre Pablo y Alba?
Alba tiene una peculiaridad, que es relacionarse con el más allá, y eso puede ser un problema para ella o no, pero también es algo que afecta a la gente que está a su lado. Y un médico, por su formación científica, se maneja mucho más en lo tangible, en lo demostrable y en la matemática. Son dos formas de relacionarse con el mundo y eso es una de las cosas que más va a marcar la relación, el cómo se enfrentan a esto.

¿Pablo se va a mantener escéptico o el hecho de conocer a Alba va a cambiar su visión de las cosas?
Yo espero que tenga un arco de transformación y que a raíz de dar con Alba y de descubrir cosas en las que él no creía o que veía como algo totalmente imposible, que le toque y que cambie. Creo que eso es lo interesante, que haya un proceso de "sanchificación" y de "quijotización", que "A" se transforme en "B" y "B" en "A" y que este personaje no sea el mismo que al principio de la temporada. Que haya una evolución o una involución.


FUENTE: aqui

No hay comentarios:

Publicar un comentario